Cada vez son más los jóvenes y adultos que desean vivir la experiencia de aprender inglés en el extranjero. La posibilidad de acudir a clases por la mañana y hacer actividades y excursiones por la tarde, rodeados de gente autóctona e internacional, es un reclamo perfecto para aunar vacaciones y aprendizaje.En ese sentido, uno de los destinos que ha vivivo un mayor auge es Toronto. Y es que la ciudad canadiense ofrece un alto nivel de vida que se refleja tanto en las host-familys (las familias locales en las que se hospeda el/la estudiante), como en el grado de seguridad ciudadana. Y eso, sumado al ambiente cosmopolita de la ciudad, hacen de los cursos de inglés en Toronto una aventura extraordinaria para todos aquellos que quieran descubrir mundo mientras aprenden o mejoran la lengua de Shakespeare.