La península Ibérica es uno de los lugares predilectos para la practica del surf en Europa. Dentro de la Península, debemos tener en cuenta que existen diferentes zonas para surfear. La zona de Portugal y el Norte de España poseen unas condiciones óptimas durante todo el año, debido a que las olas de fondo viajan durante kilómetros hasta llegar a la costa. Por otro lado, las olas que se producen en el sur, sobre todo en Cádiz, debido a la unión a través del extremo de corrientes de dos aguas, también son de inmensa calidad. Por último, la zona mediterránea posee ciertos días al año de buenas condiciones a lo largo de toda su costa, sobretodo en invierno.¿Es el Norte de España por lo tanto un lugar único para este deporte? Si. Cada vez más, muchas personas viajan al norte de España y se inscriben en una de las escuelas del surf en Cantabria, Asturias, Galicia o el País Vasco para sentir la fuerza de las olas en su piel (o neopreno, mejor dicho).El crecimiento del turismo en la denominada zona verde española, es sin lugar a dudas, una muestra de los cambios de los turistas, que buscan cada vez más combinar el deporte y la naturaleza en entornos mágicos como San Sebastian, A Coruña, Comillas o Gijón.