El programa de tratamiento de anorexia adecuado para una persona depende de las necesidades, los síntomas y la gravedad del trastorno, así como la duración de la enfermedad.

A continuación comparto con ustedes una breve lista de posibles opciones de tratamiento.

Asesoramiento individual: junto a un terapeuta en una forma de psicoterapia, como la terapia cognitiva conductual, que le permite a la persona hablar y analizar sus pensamientos y conductas. Los adolescentes pueden participar en tratamientos familiares o consejería familiar, puedes consultar en cualquier centro de psicologia en Madrid sobre los distintos tratamientos y abordajes.

Asesoramiento grupal: un terapeuta con experiencia en trastornos alimentarios dirige a los grupos sobre diferentes temas, como desarrollar una imagen corporal saludable y mejorar la autoestima.

Grupos de apoyo: estos grupos, como Desórdenes alimentarios anónimos, se basan en el programa de 12 pasos de Alcohólicos Anónimos. Proporcionan un entorno seguro y de apoyo para que las personas compartan y aprendan de otras personas que pasan por la recuperación de un trastorno alimentario. A menudo, un patrocinador, o alguien que ha completado el tratamiento, está disponible para ayudar a guiar a la persona a través del proceso.

Asesoramiento nutricional

En los programas para pacientes hospitalizados o ambulatorios, es probable que un proveedor de atención médica trabaje o remita a un consejero nutricional, que puede ayudar a la persona a comprender mejor los hábitos alimenticios saludables y cómo desarrollar un plan de nutrición realista.

Tratamiento de hospitalización

El tratamiento de anorexia para pacientes hospitalizados se brinda en un centro con asistencia médica y control las 24 horas, los 7 días de la semana. Muchos programas ofrecen asesoramiento individual y terapia grupal, asesoramiento nutricional y terapia familiar. La duración de la estadía variará dependiendo de la persona y de la gravedad de su trastorno alimentario.

Tratamiento residencial: algunas personas con anorexia pueden requerir tratamiento residencial. La persona vive en la instalación y recibe apoyo y servicios médicos continuos. Estos programas sacan a la persona de su entorno cotidiano y les permite recibir apoyo del personal y los compañeros que se están recuperando.

Hospitalización: un médico puede recomendar la hospitalización al inicio del tratamiento si los síntomas son graves o si existen complicaciones de salud (por ejemplo, malnutrición grave, deshidratación, problemas cardíacos, pensamientos suicidas).

Centros de tratamiento ejecutivos: estos programas son similares a los centros de tratamiento residencial, excepto que brindan servicios adicionales, como servicios de spa, paseos a caballo y yoga. También atienden a profesionales que trabajan.

Tratamiento ambulatorio

El tratamiento de anorexia para pacientes ambulatorios le permite a la persona asistir a sesiones de tratamiento programadas regularmente en un centro de recuperación o en la oficina del terapeuta y luego regresar a casa, ir a trabajar o llevar a cabo otras responsabilidades diarias fuera de las horas de tratamiento.

Casos en los cuales se requiere de medicación

Los proveedores pueden recetar medicamentos en un hospital o ambulatorio. Los medicamentos pueden tratar los síntomas asociados con la anorexia, así como cualquier enfermedad comórbida, como la depresión y la ansiedad.

Los medicamentos comunes que se usan para la anorexia incluyen:

Antidepresivos.

Antipsicóticos.

Estabilizadores del estado de ánimo.

Si necesita ayuda para elegir un programa, llame al  para estar conectado con un asesor de cuidados que puede ayudarlo a navegar por las opciones de tratamiento.

Decidir entre las opciones de tratamiento de la anorexia

Cuando esté listo para obtener ayuda para la anorexia, dedique un tiempo a explorar las diferentes opciones de tratamiento disponibles.

Algunos factores a considerar al elegir un programa incluyen:

Costos: Cada opción de tratamiento variará en costo. Los centros de tratamiento de lujo y ejecutivos generalmente cuestan más, seguidos de otras opciones de tratamiento residencial. El tratamiento ambulatorio puede ser una opción más económica, pero algunas opciones de tratamiento ambulatorio intensivo también pueden ser costosas. Los grupos de apoyo suelen ser gratuitos, pero no ofrecen atención médica ni terapia profesional.

Ubicación: es posible que no todas las opciones de tratamiento están disponibles en su comunidad, y es posible que deba desplazarse para obtener el tratamiento que necesita. La proximidad hace que sea más fácil y más probable obtener y continuar el tratamiento.

Algunos prefieren salir de su comunidad para separarse de su vida diaria. Sin embargo, recibir tratamiento en su comunidad puede permitirle aplicar su plan de tratamiento en un entorno realista y ayudar a prevenir una recaída.

Síntomas y gravedad: un proveedor de atención médica puede ayudarlo a determinar la mejor opción de tratamiento según los síntomas y la gravedad del trastorno alimentario. Cuanto más graves sean los síntomas, más probable es que recomienden atención residencial o de pacientes hospitalizados.

Servicios: la configuración de tratamiento para pacientes hospitalizados ofrece una gama de servicios para ayudar con el proceso de tratamiento y recuperación. Revise los servicios disponibles cuando haga su elección para determinar si serán beneficiosos para usted.

¿Cómo hablar con alguien con anorexia?

Puede ser difícil, incluso desalentador, ayudar a alguien con anorexia. A menudo, la parte más difícil de tratar la anorexia es hacer que la persona reconozca que tiene un problema. La negación es una parte clave de cualquier trastorno alimentario, y puede ser difícil convencer a alguien para que reciba tratamiento.

La clave es ser amable, solidario y respetuoso.