Al principio, cuando te enfrentas a la máquina de coser,  puede parecer una locura todas las fases por las que tenemos que pasar hasta tenerla enhebrada y lista para empezar a desarrollar nuestros proyectos de costura. Lo importante es comenzar despacio, e ir integrando todos esos pasos, que repetiremos una y otra vez al empezar a coser. Después, estará chupado porque nos saldrá incoscientemente ya que hemos adquirido una rutina. En realidad, es como conducir o montar en bicicleta, una vez que aprendes ya no se te olvida nunca, o eso creo yo. A veces, si empezamos a coser al ras de la tela se queda enganchada y nos hace un pequeño fruncido. Luego puedes repasar la zona que no se ha cosido, con la marcha atrás para que quede todo cosido y bien rematado. Elije tu Máquina Singer ingresando al link.